Manifiesto – Under the Tree

Dicen que hay conversaciones que nunca se olvidan, que trascienden, que marcan la diferencia y que cambian el mundo. Nuestro paso por la existencia es una colección de momentos, vivencias, anécdotas y conversaciones. Nosotros creemos que las conversaciones memorables no suceden en cualquier parte; las nuestras, han sucedido debajo de un árbol de cacao.

Muchos de quienes hacemos parte de Luker y de su historia crecimos debajo de un árbol de cacao, junto con agricultores y personas del campo. Miles de agricultores que hoy trabajan con nosotros, pasan gran parte de sus vidas bajo la sombra de un árbol.

En nuestra Granja Luker, cientos de personas de todas partes del mundo han disfrutado de un desayuno con chocolate bajo la sombra de gigantescos árboles legendarios. Hemos sembrado árboles con nuestras propias manos, los hemos visto crecer. Nuestros abuelos y padres conversaban sobre el futuro, encontraban inspiración y tomaron decisiones transcendentales bajo los árboles. Las grandes conversaciones de nuestros antepasados no sucedieron en una oficina con traje y corbata; ocurrieron bajo los árboles de cacao, vistiendo poncho y sombrero.

En nuestro bosque de cacao en Necocli, muchos hemos sido testigos de la sombra del mítico Campano; de las conversaciones que allí han acontecido. Bajo los árboles, hemos soñado, hemos reído y hemos llorado. Allí hemos encontrado algo de nuestra humanidad, nos hemos conectado con nuestra raíz, con nuestra cultura, con nuestra historia. Bajo los árboles hemos olvidado nuestros títulos y nuestra condición social, hemos sido iguales y sinceros, hemos entendido lo importante. Bajo los árboles hemos compartido nuestras diferencias, hemos innovado. Bajo los árboles, seguirá siendo nuestro lugar preferido para pensar el futuro, para conversar.

Hemos sido chocolateros en Colombia hace 113 años y, aun así, a veces olvidamos que es gracias a un fruto, a un árbol, que podemos hacer lo que hacemos. No hay árboles de cacao en Suiza, en Bélgica o en Francia. Están aquí, junto a nosotros, hacen parte de nuestra historia.

Este espacio ha sido creado para conversar, como si estuviéramos bajo la sombra de un árbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *